Son muchos los que se preguntan cuántas calorías tiene una naranja, ya que se trata de una de las frutas más deliciosas que se pueden encontrar durante casi todo el año y que dan mucho juego para recetas, zumos y como aperitivo puntual. Concretamente, una de las cuestiones que más se preguntan los consumidores habituales de esta fruta es si una naranja y un vaso de zumo de naranja tienen las mismas calorías, y es precisamente esa pregunta la que vamos a responder en este artículo.

¿Cuántas calorías tiene una naranja?

Una naranja apenas contiene 47kcal cada 100g, aproximadamente, de ahí que se trate de una pieza de fruta tan acertada tanto para personas sedentarias como deportistas, estén o no a dieta. Asimismo, además de tener un contenido calórico tan bajo, contiene múltiples vitaminas, minerales y fibra que son esenciales para disfrutar de una dieta equilibrada y de una vida más sana, un aliado perfecto para completar nuestra alimentación.

Evidentemente, las calorías de naranjas variarán de una pieza a otra, aunque apenas se irán por números. Una naranja grande, por ejemplo, tiende a superar los 100g, alcanzando así aproximadamente las 86kcal por pieza, pero sigue tratándose de un contenido calórico bajo con un aporte nutricional elevado. Aun con todo, la fruta es un elemento básico en toda dieta sana, de ahí que se recomiende ingerir entre tres y cinco piezas diarias, pero no está de más estar al tanto del contenido calórico que puede aportar cada una, especialmente si buscamos frutas que nos ayuden a bajar de peso, ya que, por ejemplo, el plátano aporta 80kcal cada 100g, casi el doble que las calorías de una naranja.

Y, ¿cuántas calorías tiene un zumo de naranja?

La forma más común de consumir naranjas es en zumo. Es casi innegable que se trata de uno de los mejores néctares afrutados del mundo, siendo la bebida estrella de los desayunos, pero es cierto que no es lo mismo comerse una naranja entera, a gajos, que beberse un vaso de zumo de naranja, pues ni es la misma cantidad de fruta, ni de nutrientes, ni de calorías, ni resulta tan saciante. Esto es algo que es preciso tener en cuenta, ya que, al consumir naranjas en zumo, no nos damos cuenta de que en realidad estamos consumiendo varias frutas de una forma rápida, con un aporte calórico y nutricional muy superior a comer una única pieza de fruta.

Más específicamente, una naranja mediana puede aportarnos unas 70kcal, ya que debido a su tamaño suelen pesar unos 200g, 150g una vez eliminamos la piel. No obstante, para hacer un zumo de naranja el mínimo que necesitamos son dos piezas de fruta, no una única naranja, por lo que el contenido calórico se duplica o multiplica en caso de que utilicemos más de dos. Esto es, a efectos prácticos, un zumo de naranja en el que solo utilizásemos dos piezas equivaldría a 150kcal aproximadamente, una cantidad que queda lejos de las 70kcal que nos aporta una única naranja entera, es decir: el consumo de calorías se dispara.

Una naranja entera posee, asimismo, unos 2,5g de fibra cada 100g, un nutriente que supone un poderoso aliado, que se encuentra tanto en la piel como en la pulpa de la naranja, y que tiene una serie de beneficios muy importantes, como su poder saciante (disminuye las ganas de comer), una absorción más lenta de los azúcares (impide una subida brusca de la insulina en sangre, algo aconsejable para los diabéticos), y evita las ganas de comer poco tiempo después. En cambio, cuando consumimos la fruta en zumo de naranja perdemos prácticamente toda la fibra, desapareciendo también el efecto saciante, teniendo hambre antes y acelerando la absorción de los azúcares en sangre.

Por lo tanto, no es lo mismo comerse una naranja entera que beberse un zumo de naranja, ni en cuanto a calorías de naranjas ni en cuanto a aporte nutricional de estas frutas.

Otros beneficios de las naranjas

Otra ventaja de esta increíble fruta es que se trata de fibra soluble, lo que significa que retiene agua, de modo que el consumo de naranjas (tanto enteras como en zumo con pulpa) favorece el tránsito intestinal. Asimismo, ayuda a disminuir la absorción de grasa y colesterol, por lo que resulta una fruta muy acertada para las personas con hipercolesterolemia, diabetes o exceso de peso.

La naranja es una fruta muy nutritiva, tiene un gran poder antioxidante y no engorda, a pesar de que, como hemos comentado a lo largo del artículo, un zumo de naranjas aporta más calorías simplemente porque necesita más naranjas para prepararlo, para las calorías de naranjas solas son muy pocas.

Tengamos en cuenta, aun con todo, que la cantidad de calorías diarias que se recomienda para una persona es de 2000kcal, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es preciso tener presente, no obstante, que esta cantidad varía en función de la persona, de su edad, sexo y el nivel de actividad física que realice, ya que no es lo mismo lo que ha de ingerir una persona sedentaria que una deportista (esta última necesitará ingerir más, puesto que quemará más a lo largo de su día y necesitará más energía).

Sea como fuere, las naranjas son una fruta ideal para personas de todo tipo, incluso diabéticos, deportistas y personas sedentarias, por lo que, si has decidido ponerte a dieta para adelgazar, puedes incluir la naranja natural en tu lista de frutas poco calóricas y llevar una nutrición sana y excelente sin ganar peso.

La búsqueda de «calorías naranjas» se realiza más de mil veces al mes, y si has llegado hasta aquí es porque tú también has sentido curiosidad por esta cuestión, así que esperamos haber resuelto todas tus dudas al respecto, y si no es así, ¡no dudes en contactar con nosotros!