Comer siempre lo mismo puede parecer aburrido porque caer en rutina podría estropear el placer de la comida. Pero no tiene por qué ser algo negativo si el ingrediente que repites es tan rico y jugoso como una naranja. Sí, comer naranjas a diario puede ser una delicia, casi el mejor momento del día. No hay nada de malo en ello, al contrario, es bueno para tu organismo. 

Incluir una naranja a tu menú diario es una buena recomendación porque de esta forma aprovechas sus beneficios forma continuada, poco a poco. Esto hará que los resultados sean más fáciles de conseguir que si te empachas de ellas una vez al mes. Piensa que la continuidad es lo que te ayudará a sacar el máximo provecho a sus vitaminas, antioxidantes y otros nutrientes. Por eso te recomendamos que las comas todos los días y te contamos los motivos para hacerlo.

Beneficios de comer naranja todos los días

Invierno es la época del año en la que es más habitual recurrir a la vitamina C de los cítricos, pero no pasa nada si te comes una naranja todos los días sea la estación que sea. Tu sistema inmunológico te lo agradecerá, protegiéndote de infecciones y, claro está, del resfriado. 

Otro de los beneficios de comer naranja todos los días está relacionado con el sistema digestivo. Tomándola para desayunar se evita el estreñimiento porque es rica en fibra, lo que tiene un poder saciante que hace que no comas tanto. Además, ayuda a quemar grasas y tiene pocas calorías. Por eso la dieta de la naranja tiene más pros que contras.

Uno de los motivos por los que se duda de si es beneficioso o no tomarlas a diario es su dulzor. En este caso, se demuestra que no es lo mismo comer una fruta que beberla así que, si te preocupa el índice glucémico, es mejor que la degustes a gajos en lugar de en zumo. Tenlo en cuenta si vas a preparar algún postre para que no te quede demasiado acaramelado.

Una naranja al día también es buena incluso durante el embarazo porque tiene ácido fólico, fortalece los huesos, evita la caída del pelo, es diurética y combate la mala circulación. Todo esto además de lo que ya hemos comentado de reforzar el sistema inmunitario, lo que es especialmente importante para las mujeres embarazadas.

Si aún te estás preguntando qué pasa si me como una naranja todos los días, tenemos más razones por las que es bueno: sus antioxidantes contribuyen a la salud de tu piel, sus flavonoides previenen enfermedades del corazón, su vitamina A ayudará a que tengas una mejor visión, su pectina disminuye el colesterol malo y sus aminoácidos reducen el riesgo de cáncer, especialmente el de colón.

Ya lo ves, sí, es bueno comer naranjas todos los días aunque te recomendamos que varíes la receta y las incorpores a tu menú de diferentes formas para que no tengas la sensación de que te cansas de ellas. Zumo, ensalada de frutas o de cualquier tipo, acompañamiento de carnes, postres, mermeladas, infusiones… 

Tienes muchas opciones para elegir y comer tu ración diaria de frutas porque además puedes comer naranjas durante casi todo el año. No hay excusa para disfrutar de su sabor y sus beneficios para tu salud.