Hay dietas para todos los gustos, con todo tipo de alimentos como protagonistas para aprovechar sus beneficios nutricionales y lograr que así sea más fácil no salirse de los límites de qué puede o no comerse. Para nosotros, la mejor es la dieta de la naranja porque, si ya tomas con asiduidad esta fruta, te será muy fácil seguirla y, si no, descubrirás que la naranja tiene muchos beneficios para tu salud.

La dieta de la naranja consiste en beber 2 litros de zumo de naranja al día, además de los 2 de agua recomendados, y comer pescado y carne blanca a la plancha. Una opción para el menú es repartir el zumo entre las cinco comidas, aunque para la comida y cena se recomienda tomar un vaso media hora antes para saciar el estómago. Otra es tomar 1 litro por la mañana y otro por la tarde. ¡A tu gusto!

Pros de la dieta de la naranja para adelgazar

Las dietas que obligan a tomar alimentos poco apetecibles suelen abandonarse rápidamente. En cambio, el zumo de naranja es agradable de tomar y deja un buen gusto de boca. Esto hace que sea muy fácil seguir la dieta y se adelgace

Beber tanto y la fibra de la naranja se traduce en un estómago saciado, lo que recude el apetito especialmente entre horas que es cuando más tentador resulta saltarse la dieta. Además, el zumo también es diurético, limpia los intestinos y nos hace eliminar toxinas. Esto es algo positivo que nos lleva a adelgazar con esta dieta con mayor facilidad que con otras. 

La cantidad de vitamina C de la naranja hace que se quemen grasas en lugar de acumularlas, lo que repercute directamente en los resultados que se buscan. Así que la energía no disminuye, aunque estemos a dieta, y podemos mantenernos activos durante todo el día. Esto es importante para el desayuno y merienda porque es cuando tenemos que coger fuerzas para aguantar hasta las comidas.

La naranja tiene muchos beneficios para la salud además de ayudarnos a adelgazar, así que una dieta basada en esta fruta también nos ayuda a incorporar buenos hábitos de nutrición que podemos conservar a largo plazo.

Contras de la dieta de la naranja para bajar peso

Las dietas milagrosas aparecen cada poco tiempo para poner en duda lo que todos sabemos: perder peso rápidamente puede tener efectos negativos en la salud y por eso siempre conviene pedir ayuda a un profesional

Afortunadamente, dieta de la naranja no pone en riesgo tu salud porque no consiste en dejar de comer y alimentarse únicamente de esta fruta: simplemente se añade al menú y recomendaciones estándar para bajar peso, como evitar fritos y hacer ejercicio.

Aún así, la recomendación general es comer 2 piezas al día y, en cambio, con la dieta de la naranja estaremos multiplicando este número varias veces aunque sea en forma de zumo. Este es el motivo por el que no se debería superar la semana de duración.

Más allá de la dieta de la naranja

Aunque no estés a dieta, la naranja puede ayudarte a mantener tu peso. Puedes seguir esta dieta un par de veces al año, de forma depurativa, seguir comiendo naranja de forma habitual e incorporar el hábito de tomar un té de cáscara de naranja aprovechando que ésta es diurética, baja en calorías y además favorece el tránsito intestinal.