Las naranjas de Valencia son uno de los cítricos más famosos a nivel internacional. Reconocidas como las mejores naranjas en España y en gran parte del mundo, estos cítricos cuentan con una gran cantidad de propiedades, beneficios y características que hacen que su etiqueta sea bien merecida. Pero ¿Qué hace exactamente que la naranja valenciana sea la mejor del mundo? ¿Por qué la naranja valenciana y no otra naranja?

El cultivo de la naranja valenciana es una práctica que se realiza en toda la comunidad Valenciana. Se calcula que hay cerca de 70.000 hectáreas destinadas al cultivo del naranjo, solo en la Comunidad Valenciana. Una cifra que demuestra la apreciación por este fruto para su consumo, pero también para su exportación. Y es que España es el principal exportador de naranjas en el mundo, concretamente de la naranja de Valencia. De hecho, durante la cosecha 2018/19 se exportó un total de 914.248 toneladas, según los datos de la Conselleria de Agricultura de la Comunidad Valenciana.

A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este preciado cítrico y por qué son consideradas las mejores naranjas.

La naranja de Valencia se puede consumir todo el año

La naranja de Valencia es un fruto que tiene una gran variedad de tipos, dentro de las categorías principales de naranjas Navel, naranjas Blancas y naranjas Sanguinas. Las principales naranjas valencianas, tanto para el consumo nacional como para la exportación —de la Unión Europea, principalmente—, son la naranja Lane Late, la Navelate, la Newhall y la Valencia Late, aunque, también, la Salustiana, la Barberina y la Sanguinelli. Solo con las cuatro primeras, el cultivo de naranjas cubre casi la totalidad del año, desde octubre hasta junio. Ello nos permite disfrutar de las mejores naranjas valencianas durante prácticamente todo el año.

Diferentes modos de consumo de la naranja valenciana

Debido a su gran variedad de tipos —como hemos visto más arriba— las naranjas valencianas pueden ser consumidas tanto en mesa como en zumo. De hecho, entre las naranjas valencianas nos encontramos, también, las mejores naranjas para zumo debido a la gran cantidad de jugo que proporcionan. Estas, carecen de semillas y tienen un contenido bajo en limonina, una sustancia que les proporciona acidez y hacen que las naranjas sean amargas cuando se consumen como zumo. Es por eso, que la naranja valenciana suele ser utilizada, también, como modo industrial para la fabricación de estas deliciosas y refrescantes bebidas naturales.

Sabor de las naranjas valencianas

Por supuesto, las naranjas valencianas destacan por su inconfundible sabor dulce y delicioso. Son las mejores naranjas para zumo y para ser consumidas en mesa. El sabor de la naranja valenciana es muy dulce, aunque también podemos encontrar frutos más ácidos, dependiendo de la variedad que se elija. Lo cierto es que las naranjas valencianas están pensadas para todo los paladares aunque, de manera general, suelen ser más dulces que el resto de las naranjas españolas o del continente.

Y es que su modo de cultivo, su medición de acidez y el olor de los campos de naranjos a azahares nos dan una pista clara de por qué estas naranjas tienen un sabor tan delicioso e inconfundible, así como unas cantidades de jugo tan abundantes. Son un fruto cuidado con gran delicadeza que podemos encontrar en toda la Comunidad Valenciana y en regiones con gran tradición como Vinaròs, Xàtiva, Alzira, etc.

Numerosas propiedades

La naranja valenciana es una de las mejores naranjas debido a sus propiedades. Este es considerado un superalimento porque cuenta con una gran cantidad de nutrientes que hacen que sea especial para nuestra salud, ya que le aporta al cuerpo lo que necesitamos para encontrarnos en perfecto estado. Las naranjas valencianas cuentan con las siguientes propiedades:

  • Proteínas
  • Vitaminas A, B, G y C
  • Ácido fólico
  • Ácido pantoténico
  • Calcio
  • Hierro
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Fibra
  • Potasio
  • Fósforo
  • Proteínas

Todos estos nutrientes son de gran utilidad para nuestro organismo ya que son necesarios y pueden ser absorbidos con facilidad. Además, muchos de ellos son incapaces de ser producidos por nuestro cuerpo, por lo que deben ser adquiridos desde el exterior. Pero ¿Qué beneficios nos aportan?

Beneficios de la naranja valenciana para nuestra salud

Los beneficios de la naranja valenciana son muchos y muy variadas. Estos nos ayudan a mejorar varios aspectos de la salud. Los más destacados son los siguientes:

  • Mejoran el sistema inmune: Las naranjas valencianas son un alimento esencial para mejorar nuestro sistema inmunológico debido a la gran cantidad de vitamina C que poseen. Esta vitamina ayuda a activar las defensas y a que el sistema inmune funcione con normalidad, previniéndonos de posibles enfermedades, así como de resfriados en la temporada de invierno —siempre y cuando la naranja se consuma con regularidad durante las fechas previas a la estación más fría—.
  • Protege los huesos y los dientes: Debido a su gran cantidad de calcio, la naranja es una fuente esencial de nutrientes para nuestros huesos y dientes. Y es que este es incapaz de ser fabricado por el organismo, por lo que es necesario obtenerlo del exterior. El calcio puede ser perfectamente absorbido por los huesos si se acompaña la naranja con otro alimento rico en vitamina D, la cual ayuda en el proceso.
  • Regula el intestino y sacia: La naranja es un alimento que cuenta con una gran cantidad de fibra en su composición. Esta es la responsable de ayudarnos a que los intestinos realicen los movimientos peristálticos que facilitan la evacuación. Por otro lado, la fibra de la naranja es de gran utilidad para limpiar el tracto intestinal, así como para destruir la flora microbiana patógena del colón. Otra de las funciones de la fibra es la sensación de saciedad. Esta ayuda a saciar el estómago y, por consecuente, a reducir el hambre. Es un alimento ideal para las personas que están a dieta y quieren adelgazar, ya que la cantidad de carbohidratos que contiene la naranja es muy reducida. Una naranja apenas contiene 47kcl por cada 100 gramos.